¿Cómo crean dinero los bancos?

Todos sabemos que las entidades bancarias ganan dinero con su actividad, pues de no ser así, no existirían. Así, los bancos y las cajas de ahorros obtienen beneficios atrayendo el capital de los inversores a través de depósitos, cuentas o fondos, y, posteriormente, este dinero es prestado a instituciones o empresas que lo solicitan para poder financiarse. La pregunta es cómo se genera dinero con este proceso.

La explicación es bastante sencilla. En primer lugar, las distintas entidades bancarias captan el dinero de los clientes o los inversores, que pueden destinar a un buen número de actividades. De la totalidad de estos depósitos, el banco guarda un pequeño porcentaje con el que deberán hacer frente a una posible retirada de dinero por parte de los clientes. Por otra parte, esto les viene exigido a las entidades financieras por parte de las autoridades monetarias. A este porcentaje se le conoce como coeficiente de caja o reserva de caja.

¿Cómo funcionan los bancos?

Las entidades bancarias obtienen por la concesión de créditos y préstamos (operaciones de activo) unos ingresos superiores a los costes empleados en captar distintos tipos de depósitos u operaciones de pasivo. De esta forma, la diferencia entre el tipo de interés que los bancos y las cajas de ahorros cobran por los créditos (tipo de interés de activo) y pagan por captar depósitos (tipo de interés de pasivo) se conoce como margen financiero de intermediación, que también es uno de los indicadores principales de la eficiencia de una entidad financiera.

Así, los bancos y cajas de ahorros reciben los ahorros de las familias y las empresas y se lo conceden a aquellas personas o compañías que necesiten financiación, destinando la parte correspondiente a las reservas de caja. Con esto se puede deducir que los bancos prestan más dinero del que guardan como coeficiente de caja. Y aunque parezca contradictorio, es a través de la concesión de créditos cómo las entidades bancarias obtienen beneficios y crean dinero.

Por ejemplo, si una persona A ingresa 1000 euros en un banco X, este banco, primero, guardará el porcentaje destinado a reservas. Si esta proporción es de un 20%, la entidad guardará 200y prestará 800 a un particular que lo necesite, a través de un crédito. Si la persona B que ha recibido estos 800 euros para poder pagar, por ejemplo, el alquiler, lo ingresa en el banco Y, a su vez, éste destinará 160 euros a reservas, prestando los 640 a un cliente C, que lo ingresará en un banco Z, destinando 128 euros a reservas y los restantes 512 se podrán prestar a otra personas. Con este proceso, se han generado 1000+800+640=2440 euros, y aún se podrían prestar los 512 euros.

Como conclusión se puede decir que la creación del dinero depende de los créditos concedidos por lo bancos, con lo que, si estos prestan menos, también se creará menos riqueza. 

Comentarios:

Actualmente no hay ningún cometario.

Comenta este artículo

Nombre:

Email:

Comentario:

Introduce este código: