La teoría neoliberal de Hayek

Friedrich August von Hayek contribuyó con sus teorías a la construcción de la doctrina del neoliberalismo económico junto con Milton Friedman y la Escuela de Chicago. Este economista austríaco continuó con la tradición liberal que inició Adam Smith en su momento, abogando por una mínima participación del Estado en la economía, defendiendo la eliminación progresiva de las políticas sociales y públicas del mismo (como el gasto público o los impuestos) y criticando la llamada justicia social, un término que, según el autor, oculta unos intereses corporativos de un sector de la sociedad, la clase media, a través de los cuales controla el proceso democrático para redistribuir la renta a su antojo.

La constitución de la libertad

La teoría económica de Hayek se encuentra en su obra principal, La constitución de la libertad (1960), en la que expone su programa con detenimiento, un programa que incluye procesos como la desreglamentación, la privatización, la disminución de los programas contra el desempleo, la eliminación de las subvenciones a la vivienda y al control de los alquileres, la reducción de los gastos de la Seguridad Social y la reducción y limitación del poder de las asociaciones sindicales.

Así, para Hayek, el papel del Estado en la economía de un país debería reducirse, limitándose simplemente a asegurar un marco jurídico propicio a la actividad económica, que contribuya a la libertad económica de los agentes y que garantice el buen funcionamiento de las reglas del mercado.

A pesar de lo que puedan parecer estas propuestas, Hayek no fue un economista radical que apostaba por una eliminación total de la actuación del Estado, llegando a proponer en su momento la existencia de un salario mínimo para rehabilitar a los indigentes.

Influencias en Hayek

El pensamiento económico de Hayek se vio influido por las tesis de Adam Smith y de John Locke. Por un lado, se puede adivinar la creencia de Hayek en la “mano invisible” del mercado postulada por Smith. Esta mano invisible es la que asegura el buen funcionamiento de dicho mercado, adecuando la oferta y la demanda y haciendo que ambas lleguen a un acuerdo en los precios.

Por otro lado, las tesis de Hayek están muy próximas a las del pensador John Locke. Para Locke, el Estado debe defender el derecho natural de propiedad y lo limita por las cláusulas individualistas de un posible contrato fundador. De esta forma, el derecho se convierte en el principal elemento que protege al orden del mercado, siendo esencial entonces, en última instancia, la defensa del liberalismo económico.

Comentarios:

Actualmente no hay ningún cometario.

Comenta este artículo

Nombre:

Email:

Comentario:

Introduce este código: