Los tipos de interés

Todos los días en los telediarios, en los periódicos y en muchos medios de comunicación escuchamos noticias sobre la subida y la bajada de los tipos de interés. También los encontramos en los préstamos, las hipotecas, el Banco Central Europeo, el Banco de España… Sin embargo, esto no implica que, a pesar de que se nombren continuamente, la gente corriente entienda de verdad lo que son los tipos de interés y qué conllevan.

Un tipo de interés se puede definir como el precio que se debe pagar por el uso o el préstamo de una cantidad de dinero concreta durante un período de tiempo determinado. Funcionan como los precios de cualquier producto del mercado, es decir, su precio bajará o subirá en función de la relación entre la oferta y la demanda, experimentando cambios a lo largo del tiempo, e influyendo en nuestro bolsillo. ¿Cómo es esto posible?

Los tipos de interés influyen en la economía de las familias y las empresas porque condiciona la cantidad de la renta disponible que podrán dedicar al consumo de bienes y servicios. Es decir, si un banco o una caja de ahorros va a conceder un préstamo a una empresa con un tipo de interés alto, esto provocará que, o bien la empresa deba controlar más sus gastos a partir de ese momento, reduciéndolos, o que busque otras formas de financiación que no condicionen tanto su economía. Lo mismo ocurre con los créditos concedidos a las familias.

¿Por qué suben o bajan los tipos de interés?

Además de la influencia de la oferta y la demanda en los precios de los tipos, existe otro factor, aún más importante, que determina la evolución de estos tipos: la política monetaria de los bancos centrales. Así, dependiendo de las características de la coyuntura económica en la que nos encontremos, el Banco Central ordenará subir o bajar los tipos. Si la inflación es muy alta y hay una situación de crisis, el Banco Central del país ordenará la bajada de los tipos de interés para estimular la demanda de los agentes económicos y que la población vuelva a pedir créditos, fundamental para que vuelva a crearse dinero.

Por el contrario, si la inflación es baja y la situación económica es más o menos estable, el Banco Central ordenará una subida de los tipos de interés, produciendo como efectos la contracción de la demanda y el consumo, y la reducción de peticiones de préstamos por parte de las familias y las empresas.

Comentarios:

BERTILA

09-01-2015

porque me descontó 53 euros a mi cuenta ? cuando me depositaron a mi cuenta solo 280 euros por favor expliquelo

Comenta este artículo

Nombre:

Email:

Comentario:

Introduce este código: