Cancelación de hipoteca

Podría pensarse que al concluir los pagos de una hipoteca hemos terminado la relación con la entidad que nos la ha proporcionado y que el bien hipotecado está libre ya de gravamen alguno  y no deberemos preocuparnos más del asunto, esto es muy cierto con el último pago de la hipoteca se ha extinguido el compromiso que la misma representaba pero para hacerlo efectivo hay que realizar el trámite de cancelación de la hipoteca.


Esta cancelación de la hipoteca está destinada a desvanecer la inscripción en el Registro de la Propiedad de la hipoteca que obraba sobre el inmueble, y que ha sido registrado en dicha institución cuando se ha pactado dicha hipoteca. Si no se realiza la cancelación de la hipoteca dicha inscripción permanecerá ahí aunque no se tenga deuda alguna ya con el banco por dicha hipoteca y puede suponer en un momento dado un contratiempo para vender el inmueble u obtener otra hipoteca.

cancelación de la hipoteca con tu bancoLa cancelación de la hipoteca es un trámite fácil aunque implica algunos costos pero es imperativa para dejar en claro la situación del inmueble y como hemos dicho evitar problemas que podrían hacerlo poco atractivo para la compra si un día se decide venderlo y también si se opta por hipotecarlo.

Para tramitar la cancelación de la hipoteca se hace necesario, solicitar a la entidad bancaria la emisión de la escritura de la cancelación de la hipoteca, misma que se obtiene mediante su preparación por un notario al que la entidad bancaria previamente ha informado de la responsabilidad hipotecaria, el valor de la hipoteca, el nombre del apoderado a cargo de la firma de la cancelación. Con dicha escritura los siguientes pasos van encaminados a presentar dicha escritura de cancelación en la hacienda comunitaria que corresponda pagando el impuesto que se determine.

Y de ahí el nuevo trámite es presentarla al Registro de Propiedad que en un término de entre 2 a 3 meses emite la escritura con la debida anotación de cancelación y la entrega al solicitante quien puede considerar que la propiedad está exenta de cualquier gravamen  y que la hipoteca ha sido cancelada con la anotación indicada. Puede con ello entonces proceder si lo desea, a venderla o cederla a alguien más sin preocuparse ya de la hipoteca que se tenía pactada y cuya existencia como gravamen de la propiedad ha sido desvanecida con la escritura de cancelación de hipoteca.

Comentarios:

Actualmente no hay ningún cometario.

Comenta este artículo

Nombre:

Email:

Comentario:

Introduce este código: