Cómo comprar y vender acciones

Las acciones son un tipo de activo financiero negociable en bolsa. Consisten en títulos de propiedad de una parte del capital social de la empresa que los emite, por tanto, el comprador de la acción o accionista se convierte en copropietario de la empresa en el momento de adquirir dicha acción. Estos títulos son de renta variable, es decir, que dependen de los beneficios que tenga la empresa.

El accionista, por comprar la acción, adquiere una serie de derechos al hacerlo. Por un lado, puede tomar parte en las Juntas de accionistas de la empresa y puede votar en las mismas. Además, tiene derecho a cobrar los dividendos si la empresa genera beneficios. Por otro lado, el accionista puede vender sus acciones cuando lo desee y tiene preferencia en adquirir acciones en el momento en que la empresa decida una ampliación de capital.

Asesoramiento para las transacciones en la bolsa

Pero, ¿qué pasos se deben seguir si queremos comprar acciones? ¿Y si luego decidimos venderlas? Si somos nuevos en invertir en bolsa, lo mejor es que busquemos asesoramiento. Para ello, podemos acudir a una Sociedad o una Agencia de valores, es decir, a unos intermediarios, cuya tarea principal es poner en contacto las empresas demandantes de capital o las empresas emisoras de títulos con las personas, empresas o instituciones que desean invertir. Estos intermediarios pueden negociar los valores por cuenta propia (dealers) o ajena (brokers) y se encargan de controlar las acciones adquiridas, sus subidas y bajadas, y son los que pueden informarnos mejor acerca de las opciones en las que podemos invertir. Además, son los que dan la orden de comprar o vender las acciones en el momento que queramos. También ejercen de intermediarios las distintas entidades bancarias o financieras.

valores de la bolsa

Existe la posibilidad de comprar acciones en bolsa a través de internet. Sin embargo, esta opción sólo la recomendamos si se conoce bien el funcionamiento del mercado de valores y ya se tiene experiencia en invertir, para sacar el mejor partido a las acciones.

Lo fundamental de invertir en bolsa es sacar un beneficio de ello, ganar dinero. Por eso, es aconsejable comprar acciones que no estén a un precio muy alto, porque tienen más probabilidades de subir. Otra opción con la que tampoco nos arriesgamos demasiado si somos primerizos es comprar acciones de alguna de las empresas del IBEX 35, pues se trata de empresas sólidas que es poco probable que quiebren.

Por último, cabe recordar que invertir en bolsa siempre conlleva un riesgo, y es que no existe un momento bueno o un momento malo exacto para comprar o vender acciones, ya que esto depende de la visión de la persona, de los riesgos que se está dispuesto a asumir y del contexto socio-económico del país.

Por ello, recomendamos contactar con un intermediario financiero para comenzar a invertir en bolsa y para ganar conocimiento sobre el mercado de valores antes de lanzarnos a la piscina sin ayuda.

Comentarios:

Actualmente no hay ningún cometario.

Comenta este artículo

Nombre:

Email:

Comentario:

Introduce este código: