Reunificación de deudas

La posibilidad de acceder a la reunificación de deudas es cada vez más interesante para la mayoría de los que cuentan con algún préstamo pendiente. Después de una crisis económica global que agobia a todo el mundo y que contribuye a los altos índices de paro, cada día más familias se enfrentan a tener que postergar el pago de las deudas acumuladas, la hipoteca de la casa, las mejoras llevadas a cabo cuando no se vislumbraba el caótico entorno económico de hoy, las letras del coche y el consumo cotidiano, sin poder debido a la pérdida del poder adquisitivo,  mantener saludable el crédito e intentando pagar a unos y a otros sin resultado positivo.

reunificación de deudasPara esos casos surgió la reunificación de deudas, una forma de hacer frente a las deudas, reducir los pagos en alguna medida y dejarse de lado el agobio de pagar a diferentes entidades, diferentes cuotas y diferentes intereses. La nueva modalidad para salir avante de los contratiempos financieros, ha sido durante ya algún tiempo operada con éxito por entidades financieras aunque los bancos no solían hacer estas operaciones en el pasado, la existencia de tantos potenciales clientes dispuestos o necesitados de unificar préstamos o hipotecas contribuyó a que cada día más entes bancarios y cajas faciliten este sistema a sus clientes.

Hay que tener en cuenta que la reunificación aunque a algunos les pudiera parecer el milagro salvador para su economía personal, no lo es en nada, el ahorro que se vislumbra en las cuotas mensuales que unificadas se reducen quizá en el monto a pagar, no es que con ella se haga de una economía en el pago de la deuda y tampoco que al final pagará menos, todo lo contrario, pagará menos en cuotas pero eso tomará más tiempo.

Aún así hay que reconocer que agobiados por un presupuesto limitado que no da más de sí, pagar menos aunque sea por más tiempo resulta una forma de ayudarse a sobrellevar la cambiante economía, quizá por algún tiempo y con un poco de suerte hasta que mejore el entorno económico. Cuando se deciden por optar a una reunificación de deudas, hay que estar atento a los gastos que dicha reunificación conlleva y que lejos de ayudar puede incrementar a largo plazo la deuda, como son los gastos administrativos de negociar la misma con la entidad, y costos añadidos que pueden parecer menores pero que deben observarse bien antes de tomar una decisión. La reunificación de deudas puede, como ya hemos dicho, ser una forma de sobrellevar la crisis y pagar las deudas mientras llegan vientos de cambio y se puede pagar.

Comentarios:

Actualmente no hay ningún cometario.

Comenta este artículo

Nombre:

Email:

Comentario:

Introduce este código: